Tanteo y retracto de VPO en Valencia

A veces tengo la sensación de que los legisladores se comportan como Pandora, enviada por Zeus para castigar a Prometeo y a la humanidad, la cual, simplemente abriendo una cajita, esparcía la pobreza y enfermedades por el orbe.

Unas letras escritas en un diario oficial y, de modo inopinado, surgen dudas, problemas o impedimentos (aunque a veces, también, buenas nuevas). Para mí, que mi oficio es la seguridad jurídica, la Ley nueva es, por el mismo hecho de nacer, una amenaza de inseguridad, algo que, desde su concepción, arroja una sombra de duda de incierto resultado. Lo siento, pero es como un pecado original. Y más cuando la norma es apresurada, irreflexiva o no consensuada.

Ete aquí que la Ley 27/2018, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat, ha regulado la aplicación de los derechos de tanteo y retracto legal en favor de la Generalidad Valenciana, de las viviendas sujetas a algún régimen de protección público. Es decir, desde el 1 de enero de 2019 “aparecía” un nuevo (más amplio que otro anterior) derecho de la Administración: puede adquirir las viviendas que fueran VPO si se transmiten.

Lo que ha hecho ha sido dar nueva redacción a los artículos 51, 52 y 53 de la Ley 8/2004, de 20 de octubre, de la Vivienda de la Comunidad Valenciana ampliando los supuestos aplicables.

Todo ello lleva un proceso relativamente lento. Hay que notificar toda intención de transmisión (venta) para que la Administración desoje la margarita nada menos que durante 60 días.

Entiendo que el sector público puede y debe intervenir. Y debe cumplir su fines por los medios que la Ley le permita. Pero el mercado inmobiliario es más sensible a los cambios de lo que pudiera parecer.

Además, la regulación deja muchas dudas en el aire y que ha hecho daño provocando suspensiones de operaciones. Piénsese que detrás de una operación compraventa frustrada, siempre hay un drama.

Por fortuna, está a punto de publicarse una circular que aclara buena parte de las dudas… bienvenida. Una de la grandes aportaciones es establecer que sólo estarán sujetas a tanteo las ventas de viviendas que se hayan calificado como tales después de 21 de abril de 2005. Un alivio.

Otra cualidad es que aclara ciertos regímenes transitorios, bajo este cuadro, ahí lo dejo. Hasta pronto.

El impuesto de las hipotecas: CULPABLE

Sabías que el impuesto de  AJD, cuota gradual, es decir el que grava las hipotecas y otros actos jurídicos, tristemente en el candelero:

1.- Que se ha TRIPLICADO y hasta CUADRIPLICADO en los últimos años (del 0,5% original al habitual del 1,5%).

2.- Que es un impuesto caprichoso porque hay que pagarlo en un préstamo hipotecario si el prestamista es un banco, pero no si es un particular. Que no se produce en la ventas inmobiliarias, salvo las que haga el promotor. No tiene lugar en la partición hereditaria, pero sí en la extinción de la comunidad (que, además, no se sabe si por el todo o por la parte)…. Leer más “El impuesto de las hipotecas: CULPABLE”

Compra de viviendas y paradojas fiscales en Andalucía

De todo el orbe de las leyes que gravitan sobre los mortales, muy pocas hablan de la justicia. De hecho, la ley no necesita serlo, basta con que no sea demasiado injusta. Por eso el aforismo “dura lex, sed lex” que quiere decir, le ley es dura, pero es la ley (y nos la tenemos que tragar, y sino que se lo digan a Sócrates y su cicuta). Leer más “Compra de viviendas y paradojas fiscales en Andalucía”

El chollo de las cancelaciones hipotecarias

Ha llegado el día de la liberación… la hipoteca está pagada. Esos largos años en los que “cómodos plazos”, vampíricamente, sorben el líquido de la cuenta bancaria, han visto su fin.

He cumplido religiosamente mis deberes como deudor y el asunto está finito. El matrimonio hipotecario se ha acabado ¿O NO?

house-money-capitalism-fortune-12619.jpg

Leer más “El chollo de las cancelaciones hipotecarias”