Donaciones a los hijos en el extranjero

Recuerdo cómo en una rueda de prensa se dijo, hace no mucho la siguiente frase: “En España acabada la carrera tienes tres salidas: por mar tierra o aire”.

Por desgracia, esa ha sido la realidad para muchas familias, que han visto como su tierno vástago, ya pequeño leño, perfectamente formado, ha cogido un vuelo a un otro país, para despeñar su oficio, todo merced a la dichosa crisis.

Y Europa y Estados Unidos se han llegado de eficientes profesionales españoles.

Pero esas familias, a veces, tienen unos ahorrillos y quieren dejar algo,  ya, en vida, a sus queridos hijos. Los padres que ven quieren favorecer, los hijos que residen en el extranjero y lo están deseando. La pregunta es ¿Cómo tributa la donación de dinero a un hijo no residente en España?

Y la respuesta NO ES FÁCIL, así que ojo, que un error aquí puede salirle carísimo.

Podría pensarse que, dado el donatario (el hijo no residente en España), no está aquí, su renta (incluida la donación) no es cosa del Estado español, por lo que tributará con arreglo a su país de residencia y punto. Ese razonamiento que es el que dicta la recta razón, no es el de la Administración Tributaria.

De hecho, eso pensaba yo, hasta que un cliente me ha dicho que quiere ayudar a su hija que reside en Suiza.

Y tienen un argumento para ello. Pese a que la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones hace tributar por la llamada obligación personal (fundamentalmente la residencia) artículo 6, hay otra vía por la cual el avezador fielato se puede lanzar sobre la donación, cual es la llamada obligación real, contenida en el artículo 7. Ese dichoso precepto viene a decir que la garras del Big Brother (Hacienda) pueden clavarse en cualquier cosa que se transmita gratuitamente y esté situada en España, aunque la persona que lo reciba no tenga relación alguna con nuestro país.

Sobre esta cuestión se manifiesta la consulta de la DGT V3303-15 que viene a decir cosas curiosas.

-Primero, que el dinero se entiende que está en España y, por lo tanto, hay tributación. Me pregunto qué pasaría si el donante (el papá o mamá o ambos), se abren una cuenta en el extranjero, y transfieren la pasta y al día siguiente lo donan, si este último acto estará sujeta a tributación en España.

-Segundo, que la Administración competente para liquidar el impuesto NO ES LA COMUNIDAD AUTÓNOMA, sino la GENERAL DE ESTADO.

Por otro lado, eso hace pensar que no hay posibilidad de aplicar ninguna de las bonificaciones del impuesto que existe en la diversas comunidades autónomas.

Pero no es así. La propia Ley tuvo que modificarse porque la imposibilidad de aplicar estas bonificaciones fue considerada discriminatoria por los Tribunales de la Unión Europea, por ello se modificó la DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA en 2014.

De hecho, la misma consulta, aplicando la normativa europea, ya prevé se que apliquen las bonificaciones. Lo dice así: “En la autoliquidación a realizar, el sujeto pasivo residente en un Estado miembro de la Unión Europea distinto de España tendrá derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma donde haya estado situado el dinero objeto de la donación –situación de la sucursal bancaria depositaria de dicho dinero– un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo del impuesto”

Aclaro que lo que aquí digo se aplica en las donaciones de dinero. Cuando es inmobiliaria, la donación hay que tener más cautelas…

Esta norma permite aplicar esas bonificaciones y exenciones, pero SÓLO cuando se trate de donatarios residentes en un país de la Unión Europea. Por lo tanto, sigue habiendo una discriminación.

Típico destino, nuestro otrora territorio de Flandes.

Pero, qué ocurre con el donatario que resida en otro país, por ejemplo Suiza o EEUU (y quizás, dentro de poco,  por desgracia, UK).

Pues queda fuera, es decir, no tendrá ninguna bonificación. Pero la cosa se complica de nuevo, porque, otra vez,  se ha puesto de manifiesto que España no puede establecer discriminaciones contrarias a la normativa de la Unión, y con el mismo significado, pero de sujetos residentes FUERA DE LA UNIÓN EUROPEA. Se trata de la Sentencia del Tribunal Supremo nº 550/2018, de 19/2/2018 que ha rechazado de forma clara y contundente la DISCRIMINACIÓN DE EXTRACOMUNITARIOS en el Impuesto Sucesiones y Donaciones y ha condenado al Estado español a indemnizar.

Es decir, sí pueden aplicarse las bonificaciones establecidas para los residentes en España, para cualquier donatario que se vea obligado a tributar, aunque resida en un país fuera de la Unión Europea.

El problema es que está dicho por el Tribunal Supremo, pero no por la práctica administrativa ni por la Ley. Otro clásico defecto de nuestro derecho tributario, la falta de seguridad jurídica… la indeterminación y la duda.

 

 

2 respuestas a “Donaciones a los hijos en el extranjero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.