El mal bicho de la plusvalía

El dichoso impuesto sobre plusvalías, cuyo verdadero nombre es Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, sigue dando qué hablar, como ya indiqué en una sentencia del Tribunal Supremo de 2019.

Es un tema tratado en esta misma web.

brown high rise concrete building
Photo by Dids on Pexels.com

Ahora es el Tribunal Constitucional que, en sentencia de 30 de septiembre de 2019 da la razón a un demandante que llega hasta el supremo intérprete de la Constitución. Al menos, deben tenerse en cuenta los gastos de adquisición para calcular el impuesto.

 

Una cosa obvia, si se tiene en cuenta que vivimos en un país en el que hay derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24 de la Constitución) y los tributos deben ser JUSTOS (como dice el art. 31 del mismo texto). Lástima que haya que llamar a la puerta de los más altos tribunales y esperar varios años para que lo reconozcan.

En fin, una pequeña buena noticia, un nimio hito en esta eterna batalla contra el Gran Hermano abusador…

 

Autor: patricionotario

Notario en Valencia. Preocupado por España. Por la discapacidad. Amante de su tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.