Ganancias en IRPF con donaciones: el susto que te espera

Ninguna Ley dice que las normas tengan que ser predecibles ni razonables.

Sólo algunos filósofos han tratado eso de que la Ley, al menos, proceda de la recta razón. Dicho de otro modo, que tenga sentido común.  Así lo decía Santo Tomás de Aquino con la “rationis ordinatio“. (No transcribo el brocardo entero porque sé que eso espanta a los lectores). Pero claro, eso es filosofía, no derecho vigente.

Santo Tomás Aquí el famoso libro, acompañado de cromos de Star Wars.

Hay alguna excepción, así los anglosajones tienen una cosa que es el “equity” que les permite saltarse la Ley a la torera (pero lo hace el Juez con ciertas restricciones). En nuestro derecho hay algo que podría ser también una excepción: la Constitución (art. 31) dice que el sistema tributario debe ser JUSTO. Esta palabra, en realidad se usa poco entre los operadores jurídicos, porque produce cierta inseguridad. Pero el hecho es que esa anomalía (lo digo con cierta sorna) de que la Ley (y su aplicación, es decir, EL SISTEMA) deba ser justa es algo excepcional pero perfectamente aplicable las cuestiones tributarias.

Quizás por eso se modificó la Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y creó un nuevo concepto de RENTA fundado en la equidad (la exposición de motivos de la Ley IRPF hace vocación hasta ocho veces  de esta palabra).

Leer más “Ganancias en IRPF con donaciones: el susto que te espera”

Crónica de una plusvalía anunciada

Cuando nos metemos en harina para vender un inmueble, una de las primeras preguntas que nos asaltan (casi nos atacan) es el temita de los impuestos. Como Notario siempre advierto que, para el vendedor, hay dos:

Uno, el IRPF (o el Impuesto de Sociedades o  el de Impuesto de No Residentes, si reside en el extranjero), al que algunos llaman plusvalía en renta, o otros ganancia de patrimonio, más técnicamente, renta del ahorro del IRPF. Esta cuestión merece mucho comentario, pero no voy a entrar en ello.

El otro es el dichoso Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Ya sólo el nombre asusta. Está regulado en la Ley de Haciendas Locales (arts. 104 y ss). Antiguamente se llamaba PLUSVALÍA MUNICIPAL (que es como se le suele denominar) y es uno de los principales modos de financiación de su Ayuntamiento. Por cierto, es un caso obvio de doble imposición: pagará impuestos por la ganancia dos veces. Leer más “Crónica de una plusvalía anunciada”